Hábitos diarios que te envejecen sin darte cuenta: ¿cómo puedes prolongar tu juventud?

cerveza 1
Natalya Okorokova/Shutterstock

Aunque no hay nada que se pueda hacer contra el envejecimiento, nadie desea verse mayor de lo que debería. Quizá no te des cuenta, pero hay algunos hábitos de todos los días que puedes cambiar para retrasar la llegada del inevitable destino.

1. Come más sano

Algunos alimentos causan inflamación en el cuerpo y su consumo regular puede acelerar la formación de arrugas. Esto es lo primero que advierte Shape. Por el contrario, los alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3, que ayudan a suavizar el aspecto de la piel, son tus aliados: el aguacate, algunas semillas, frutos secos, salmón (y otros tipos de pescado) y aceite de oliva.

No olvides cargar tus comidas de frutas y vegetales para obtener suficiente vitamina C y betacaroteno, que aumentan la producción de colágeno de la piel. Morrón y zanahoria son buenas opciones. Ahora, comer regularmente otros pimientos picantes puede resultar en una piel enrojecida, según un artículo de Health.

como convertirte en un amante de las verduras3
bhofack2 via iStock

Además, Health recomienda moderar el consumo de azúcar: cuando tus células reciben más azúcar de la que pueden procesar, las moléculas de azúcar sobrantes se combinan con proteínas y dañan al colágeno de la piel.

2. Todo en moderación

El alcohol es un diurético, por lo que cuanto más tomes, más deshidratado estarás, algo que tu piel también puede sufrir. Además de resecar la piel, el alcohol promueve el acné y la aparición de líneas finas y arrugas. Un estudio que publica la revista Time confirmó que aquellos que toman alcohol en exceso muestran más signos de envejecimiento, pero también descubrió que aquellos que consumían cantidades moderadas no habían envejecido más que aquellos que se abstuvieron por completo. Así que no tienes que soltar la botella.

vino 0
Want You Back via Shutterstock

Además, fumar (directa o pasivamente) priva a tus células de oxígeno y hace que la piel tome una coloración irregular. El tabaco rompe las fibras del colágeno y esto lleva a una piel floja, en la cara, brazos y pechos. Fumar causa arrugas específicas en la cara, por el movimiento de los músculos para soltar el aire.

3. Duerme lo suficiente

Es importante que duermas las horas necesarias para que no se te formen arrugas en la cara. Pero, según un artículo de Allure, dormir demasiado tiempo de un lado puede acentuarlas. La solución es dormir boca arriba o comprar fundas de almohada más suaves, de la tela más fina que encuentres.

4. Usa maquillaje de mejor calidad

Algunos polvos resecan la piel y, utilizados con frecuencia, pueden enfatizar las arrugas. Las bases con alcohol y parabenos también contribuyen a este efecto. Compra polvos minerales o usa una base más fina. Si consigues, usa papel secante para retirar el exceso de grasa de la piel.

productos maquillaje
Photo by Jazmin Quaynor on Unsplash

5. Ponte menos al sol

Ya todos lo sabíamos, pero lo conformó un estudio australiano llevado a cabo en cuatro años: usar protector solar todo el año previene la formación de arrugas (además de prevenir el cáncer de piel). La exposición regular y prolongada al sol debilita las células de tu piel y los vasos sanguíneos.

playa agua verano
Photo by Ishan @seefromthesky on Unsplash

La sensación de estar bañado en sol puede ser muy placentera, así que para esos días de verano lo más recomendable es usar protector solar y reaplicarlo regularmente. Aún así, muchas personas sufren quemaduras a pesar de haberse puesto protector, por lo que es importante aplicarlo de forma correcta.

6. Preocúpate menos

“No te preocupes tanto, que se te va a arrugar la cara”, es un consejo que la mayoría de nosotros hemos escuchado. Pero no está nada lejos de la realidad: un estudio investigó el ADN de las células de varias personas, y encontró que aquellas que sufrían estrés por el trabajo tenían telómeros más cortos (los extremos de los cromosomas). Tener telómeros demasiado cortos causa que las células se dañen o mueran, y, por consecuencia, un envejecimiento más veloz.

Más consejos de belleza: