glam

¿Usar esmaltes durante el embarazo puede ser peligroso?

esmalte fucsia unas
marigo20/Shutterstock

Aunque no lo tengamos en cuenta muy a menudo, siempre deberíamos cuidar la salud de nuestras manos y uñas. Sin embargo, cuando estamos embarazadas, la salud del bebé pasa a ser una prioridad total. Hoy compartimos contigo las razones por las cuales usar determinados esmaltes durante el embarazo podría ser peligrosotanto para tu salud como para la del bebé. Encuéntralas a continuación.

Posibles daños en el sistema endocrino

La gran mayoría de los esmaltes que podemos encontrar en el mercado contiene sustancias químicas como el fosfato de trifenilo (TPHP, por sus siglas en inglés). El fosfato de trifenilo se utiliza en productos para muebles con el fin de evitar incendios. A su vez, también forma parte de muchos de los esmaltes disponibles. Este tipo de cosméticos se utiliza para lograr que el esmalte sea más flexible y permitir que dure más tiempo. El TPHP puede afectar el normal funcionamiento de las hormonas e incluso en productos con una alta cantidad de la sustancia puede provocar irregularidades en el sistema reproductor.

La evidencia científica

pintandose las unas esmalte negro
Dev_Maryna via Shutterstock

En el año 2015 un grupo de investigadores de la Universidad de Duke llevó adelante un estudio en el que comprobó los daños que produce este tipo de químicos en el sistema endocrino femenino. Además, observaron que el organismo absorbe rápidamente el fosfato de trifenilo y, en consecuencia, todos deberíamos evitar el contacto frecuente con este tipo de químicos.

El trío tóxico

Además del fosfato de trifenilo, existe un «trío tóxico» que deberíamos evitar en los esmaltes: el tolueno, el formaldehído y el ftalato de dibutilo (DBT, por su siglas en inglés). Los trespueden afectar seriamente nuestros sistemas inmune, respiratorio y reproductor. Además, todas deberíamos evitar productos que contengan resina de formaldehído, alcanfor, xileno, parabenos, éter metil tert-butílico y etil tosilamida.

Las mujeres embarazadas deberían tener especial precaución con los esmaltes que contengan etil tosilamida y TPHP. En Europa incluso se llegó a prohibir el uso de etil tosilamida en cosméticos porque se la asocia particularmente con disfunciones a nivel del desarrollo y a nivel reproductivo.

¿Existen entonces esmaltes seguros?

pintandose las unas esmalte
garetsworkshop via Shutterstock

Amy Ling Lin es experta en el tema y dueña de un salón en Nueva York que combina la meditación con la manicura vegana y libre de tóxicos. Según Amy, existen determinadas marcas que ofrecen esmaltes libres de tóxicos. Algunos de los ingredientes seguros que contienen estos productos son la bentonita (utilizada con frecuencia en máscaras de barro) y el sílice (una especie de arena fina), que tienen como fin generar una cobertura acabada y prolongar la duración del esmalte. Otros de los ingredientes seguros que se utilizan como solventes son el acetato de butilo y acetato de etilo (ambas sustancias que pueden encontrarse en diferentes frutas, como las bananas y las manzanas).

¿También son seguros durante el embarazo?

De acuerdo con Amy, deberíamos siempre revisar las etiquetas y no dejarnos llevar por el marketing de los esmaltes. Aunque lleve más tiempo, sería aconsejable que las mujeres embarazadas presten especial atención a los ingredientes de los cosméticos que vayan a utilizar. Amy también recomienda utilizar una base que genere una capa protectora entre las uñas y el esmalte para que el contacto del esmalte con el cuerpo sea aún menor.

¿Y qué sucede luego del parto?

Una vez que el bebé ha llegado al mundo todavía deberíamos ser precavidas respecto de los cosméticos que utilizamos porque, como mamás, estamos en contacto constante con las criaturas.

Quizás tengamos muchos deseos de lucir preciosas uñas de gel o el último esmaltede moda, pero, si contienen químicos tóxicos y estamos embarazadas, deberíamos evitarlos. Procura, entonces, tomarte un tiempo para revisar con cuidado las etiquetas de los esmaltes que vayas a comprar y elige productos libres de tóxicos. Este hábito será muy beneficioso para los meses de embarazo, pero también para luego de haber recibido a tu bebé en el mundo.