¿Cuándo y cómo fue que el vello en las axilas de las mujeres se convirtió en algo inaceptable?

como y cuando fue que el vello en las axilas de las mujeres se convirtio en algo inaceptable 1
Harper's Bazzar

La sociedad moderna está completamente decidida a exterminar el vello corporal, especialmente en algunas partes del cuerpo. Es probable que de todas las cruzadas contra el detestable pelo, la batalla mejor ganada es la de los vellos en las axilas de las mujeres. Hoy en día, ver los sobacos de las mujeres afeitados es algo completamente normal y muy rara vez alguien se detiene a cuestionar esta norma.

Sin embargo, no fue hasta hace unos 100 años que el vello debajo de los brazos de las féminas se convirtió en algo de mal gusto. Según todas las fuentes, todo comenzó a principios del año 1915. La industria de la moda quería brindar más libertades a las mujeres y por primera vez decidieron lanzar líneas de vestidos sin mangas.

como y cuando fue que el vello en las axilas de las mujeres se convirtio en algo inaceptable 2
Harper's Bazzar

Pero para poder vender los arriesgados atuendos, primero había que convencer a las mujeres de que sus axilas debían lucir espléndidas. Entonces el vello se convirtió en el mal que había que eliminar. La primera revista en presentar este brillante trabajo de lavado de cerebro en masa fue Harper’s Bazaar.

Rápidamente, otros anunciantes y anunciadores siguieron sus pasos. Y antes de que la sociedad tuviera tiempo de reflexionar a profundidad sobre el tema, la nueva tendencia ya se había convertido en norma. Curiosamente, esta campaña corrió casi paralelamente con el mercadeo de los primeros desodorantes.

como y cuando fue que el vello en las axilas de las mujeres se convirtio en algo inaceptable 3
Harper's Bazzar

Desde entonces, han surgido movimientos de mujeres que buscan alejarse de los conceptos de belleza que, según ellas, van en contra de la naturalidad y las convierten en objetos sociales.

View this post on Instagram

#noshavenoshade

A post shared by noshavenoshade (@noshavenoshade) on

Incluso hay quienes se tiñen los vellos de las axilas

En mi modesta opinión, cada quien debe adoptar la costumbre que le sea más cómoda y le haga sentir bien. A las que no les guste llevar los apéndices bajo el brazo, que se depilen o se afeiten. Y a aquellas que les da igual no deberían estar sujetas a críticas ni burlas. Al fin y al cabo no son más que inofensivos pelos.

Más sobre el tema: ¿Por qué nos molesta tanto el mal olor en las axilas? Una mirada histórica al asunto