pop

¿Estás pensando en tatuarte por primera vez? Tenemos 5 consejos para ti

pareja tatuada
AS photo studio vía Shutterstock

Tatuarse es complicado porque una vez que te decides a hacerlo no puedes esperar ni un segundo más para conseguir esa pieza de arte en tu piel. El problema es que esa ansiedad loca no suele agarrarse bien de la mano del tiempo que debes darte para tomar la mejor decisión posible.

¡Nadie quiere pasar el resto de su vida con un tatuaje que odia! Mucho menos gastar todavía más dinero en quitártselo. Es mejor prevenir que lamentar, chicos. Ser precavido salva vidas (y dinero, y corajes).

Por esto aquí te compartimos cómo conseguir el tatuaje de tus sueños con 5 consejos que no todos te extienden. ¡A mí me funcionaron!:

#1 Escoge un estilo para tu tatuaje

tatuador colocando plantilla
Felix_Broennimann vía Pixabay

El universo del tatuaje es amplio, muy amplio, ¡amplísimo! Casi existen tantos estilos para dibujar como artistas en el mundo. Si nos tomamos nuestro tiempo en escoger qué ilustración queremos, también debemos tomarnos el tiempo de decidir en qué estilo lo queremos.

No es lo mismo el retrato de tu perro en fotorealismo, que en tradicional, nueva escuela o neo-tradicional. Considera qué intención deseas que tu tatuaje le transmita a los demás y, sobre todo, a ti.

#2 Elige la zona con mucho cuidado

manos tatuadas
Free-Photos vía Pixabay

Aunque está totalmente injustificado que alguien te discrimine por estar tatuado, debemos reconocer que es un problema real. Eres libre de hacer con tu cuerpo lo que se te dé la gana, pero un tatuaje es una modificación corporal permanente que puede afectar otras decisiones de tu vida.

Que el diseño de tu tatuaje fluya con tu cuerpo y te encante dónde se ve, es importantísimo. Pero también pregúntate: "¿podría perder mi trabajo ideal si me tatúo ahí?". No tiene nada de malo hacer ciertas concesiones para mantener dos partes importantes de tu vida.

(Además, siempre puedes demostrarles que tu valor depende de tu capacidad y no de tu apariencia. Ya que lo comprendan y no les importe, te tatúas. Bwahaha).

Te invitamos a leer: ¿Te harías un tatuaje en la axila? Esta es la nueva tendencia en Instagram

#3 Revisa el portafolio del tatuador

tatuador y su maquina
aamiraimer vía Pixabay

Cuando estás seguro de qué tipo de tatuaje quieres, llega el momento de usar tu boina de Sherlock Holmes y ponerte a investigar tatuadores. Ya sea que vivan en tu ciudad, vengan por trabajo o tú quieras viajar, debes asegurarte primero que el estilo del artista coincida con tu idea.

La ventaja que tenemos con el maravilloso Internet es que no tienes que moverte a los estudios para conocer el trabajo de los tatuadores (además de que no a todos puedes llegar sin cita). Revisa páginas web, cuentas de Instagram, de Facebook, busca listas de los mejores tatuadores en tu país o del estilo que buscas. Empápate de información hasta que encuentras al profesional indicado.

#4 Que no te dé pena preguntar

mujer tatuada con taza
AnnieSpratt vía Pixabay

A veces nos da penita andar de preguntones, sobre todo si hay dinero de por medio. ¡Pero no temas! Nadie se enojará contigo si pides una cotización en algún lugar y al final no te tatúas ahí (a menos que canceles tu cita ahí a la mera hora) (PD: no hagas eso). Así también sabrás cuánto ahorrar o cuánto te hace falta. Saber el método de trabajo y pago de varios artistas nunca está de más.

Pregunta tooodas las dudas que tengas. Cuánto cuesta la sesión, la fecha posible en la que agendarían tu cita, si tienen todos los permisos sanitarios en regla... Tatuado prevenido vale por dos.

#5 Ten paciencia

tatuador y tatuaje
aamiraimer vía Pixabay

Quisiera decirte que en cuanto tengas en orden las ideas, las ganas, el dinero y al artista recibirás tu anhelado tatuaje en cuestión de días. Pero no lo haré, porque no es real. Por lo general, los tatuadores profesionales (y reconocidos) tienen lista de espera. Y por lo mismo, tampoco contestan los mensajes al instante (a menos que tengan un asistente o algo así).

El caso es que lo más probable es que debas esperar, tal vez hasta un par de meses. Lo sé, lo sé. Es desesperante. Pero créeme, la satisfacción que sentirás cuando tu tatuador limpie tu nueva pieza y te pida que la mires en el espejo hará que toda tu ansiedad desaparezca por completo.

Te recomendamos: Conoce el arte de Laura Annunaki: la mexicana con los tatuajes más kawaii de Internet