explora

Primera atleta no binaria en ganar los Paralímpicos: lucha doblemente contra los estereotipos

En los Juegos Paralímpicos de verano 2020 participaron atletas con historias increíbles, quienes demostraron a los espectadores que no hay pretextos cuando se busca ser el mejor.

Tal es el caso de Robyn Lambird, una persona usuaria de silla de ruedas con parálisis cerebral que ganó medalla de bronce en la carrera de los 100 metros ¡y su tiempo fue de 18 segundos con 68 centésimas!

Sin embargo, el camino para obtener un lugar en el podio no fue tan fácil como muchos creen. A Lambird se le diagnosticó parálisis cerebral cuando tan sólo tenía nueve años.

Dicha afección entorpece las habilidades motoras de una persona, por ende, le cuesta trabajo moverse forma voluntaria y coordinada. Además, se dificulta el control de esfínteres, la alimentación e incluso la respiración.

De acuerdo con los especialistas de Clínica Mayo, la parálisis cerebral puede ocurrir por mutación genética, infecciones maternas que afectan al feto, accidentes cerebrovascular fetal, infecciones infantiles, lesión traumática en la cabeza o falta de oxígeno.

Mientras que los efectos varían en cada individuo, ya que algunos pueden caminar y otros necesitan ayuda; también hay quienes presentan alguna discapacidad intelectual, pero hay quienes conservan un intelecto normal.

En el caso de Robyn Lambird, su intelecto no se vio afectado y, respecto a la movilidad, tuvo que someterse a una cirugía para alargar los isquiotibiales y los tendones de Aquiles. Esto le permite mantenerse de pie durante pequeñísimos intervalos de tiempo.

Sin embargo, usa la silla de ruedas para no cansarse y evitar alguna lesión por esforzar de más sus músculos.

Lambird inició en el mundo deportivo gracias al rugby y al baloncesto en silla de ruedas, ahí fue cuando se dio cuenta de que era velocista y optó por cambiarse a las carreras.

Se le clasificó como atleta T34, lo que significa que es una persona usuaria de silla de ruedas con un movimiento de torso y brazos ligeramente limitado y con movimiento de piernas muy limitado. Estos atletas compensan la coordinación reducida con los movimientos musculares.

La hazaña de Lambird hizo que fuera la primera persona no binaria en obtener una presea en los Juegos Paralímpicos, lo que significa una gran oportunidad para visibilizar a las personas con discapacidad que pertenecen al colectivo LGBT+ y están a merced de sufrir doble discriminación.

¡Y es que Lambird se podría considerar sex symbol! Más allá del deporte, su estética andrógina ha causado furor en redes sociales y paralelas de moda. Ha modelado para Tommy Hilfiger, Bonds y ModiBodi.

De esta forma presume al mundo su verdadera identidad e inspira a los demás a ser fieles consigo mismos y sus sueños.

También te puede interesar: