explora

Donald Trump quiere pintar el muro fronterizo de negro: sus razones son totalmente descabelladas

frontera mexico estados unidos 2
Joe Raedle/Getty Images

Desde su campaña de electoral, Donald Trump se pronunció con fuerza en contra de los inmigrantes ilegales. La frontera México-Estados Unidos fue uno de sus puntos más hablados y criticados; hasta la fecha, su idea de que el gobierno mexicano pague por un muro fronterizo más fuerte sigue vigente, pero todas las decisiones hechas alrededor son ampliamente cuestionadas.

Si bien en la actualidad el coronavirus (COVID-19) es el tema centro, Trump actualiza diariamente la situación del país mediante conferencias acerca de nuevas medidas para disminuir los casos de contagios. Eso desde luego incluye sus polémicas políticas anti-migración.

grupo de medicos preparados contra coronavirus nicaragua abril 25 2020 1221093865
Inti Ocon vía Getty Images

Uno de los territorios más afectados es California, donde ya hay más de 60 mil personas infectadas y las muertes ascienden a más de dos mil.

A principios del mes de mayo, el presidente Trump mencionó que México comenzaba a experimentar problemas graves con el COVID-19. Afirmó que las autoridades de California, no querían que las personas arribaran por la frontera, lo cual podría ser erradicado con la rápida construcción del muro.

Con poco más de 35 mil casos positivos en México, este número es una pequeña cifra en comparación de Estados Unidos, donde Washington y Nueva York se convirtieron en los lugares con más enfermos registrados.

Como una medida extra de seguridad para la frontera, el Washington Postmenciona en un informe exclusivo que Trump desea pintar el muro de la frontera en color negro, esto con el fin de que, al tocar cualquiera el metal ya instalado, se queme con mayor facilidad las manos y desista en cruzar al otro lado.

frontera mexico estados unidos 1
Joe Raedle/Getty Images

La pintura (que sería más cara de la usada normalmente) tiene por objetivo que los paneles metálicos absorban más el calor, pero agrega al menos 500 millones de dólares en costos de instalación, al menos según las estimaciones de contratación del gobierno.

El gasto es mencionado como "innecesario" para muchos especialistas, pues resultaría ser una carga de mantenimiento a largo plazo (cada cierto tiempo, el muro debería volver a ser pintado en su totalidad). Todo lo anterior, sin mencionar la polémica lesión deliberada que causaría dicha medida a los migrantes potenciales.

Ve también: