explora

“Díganme el nombre de niña que más les guste”, la pregunta que reveló una cruda y horrible verdad

celular de gama alca poco x2 precio bajo 3
ImYanis vía Shutterstock

En los últimos años, las redes sociales han tenido un papel fundamental para informarnos. En esta ocasión, un usuario en Instagram decidió concientizar a sus seguidores con una dinámica que, además de mostrar una cruda realidad, nos rompió el corazón.

A través de una instastory, la usuaria @Jimelvlv, preguntó a sus seguidores “Díganme el nombre niña que mas les guste”. Esta pregunta, al parecer tan inocente y sencilla, tenía como trasfondo un problema mucho mayor: los feminicidios.

“Vanessa”, “Emilia” y “Lucía”, fueron algunas de las respuestas. Los nombres, luego fueron acompañados por noticias en donde se informaba del feminicidio de mujeres que compartían ese mismo nombre.

La intención de la dinámica fue mostrar la crisis de feminicidios que ha sufrido México desde hace más de 30 años.

Esta crisis se hizo visible con los asesinatos en Ciudad Juárez y nos ha llevado hasta los 73 feminicidios cometidos tan soloen el primer mes del 2020, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Cifras de un país feminicida

Este ejercicio fue una pequeña prueba de la terrible realidad que se vive en México y en el mundo todos los días, y que ha develado cifras que pueden ser de mucha ayuda para entender por qué es importante ser conscientes al respecto.

El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio de México tipifica el feminicidio como “el asesinato de mujeres por parte de hombres que las matan por el hecho de ser mujeres, motivados por la misoginia y el sexismo”.

De acuerdo con el Observatorio, tan solo el año pasado, los estados con mayor número de feminicidios fueron Veracruz (140 casos); Estado de México (81 casos), Nuevo León (53 casos), Puebla (45 casos) y Ciudad de México (40 casos). Mientras que los municipios con mayor número de mujeres víctimas de feminicidio son: Monterrey, Culiacán, Ciudad Juárez, Xalapa y Guadalajara.

El OCNF también obtuvo información, a través de solicitudes de información, de 11 estados (Coahuila, Edomex, CDMX, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Puebla, Quintana Roo y San Luis Potosí) en los que, de enero a junio, se tiene registro de 879 asesinatos de mujeres, de los cuales sólo 248 se están investigando como feminicidio.

En estos 879 casos, y una vez revisando los detalles de las solicitudes de información, se detectó que un gran número de las víctimas “fueron objeto de actos crueles y degradantes para ser asesinadas”, ya que sus cuerpos presentaban golpes, quemaduras o tortura.

Sobre los agresores de las víctimas, los expertos mencionan que, en la mayoría de los casos, se desconoce al feminicida; mientras que los motivos registrados para el asesinato son celos y violencia familiar de personas cercanas a su círculo como parejas sentimentales, novios y esposos.

En la lista de las 35 ciudades donde más se registran feminicidios, las que se encuentran en el Estado de México ocupan cinco lugares. En el número 13 está Toluca; en el 18 Chimalhuacán; en el 23 Ecatepec, en el 24 Ixtapaluca; y en el 33, Naucalpan de Juárez.

A la lista de los feminicidios por estado, le siguen la Ciudad de México, Chiapas, Guanajuato y Tamaulipas.

No son homicidios, son feminicidios

Es muy importante realizar esta distinción, pues la diferencia entre un acto y otro son determinantes para la investigación: el feminicidio también es atravesado por otras fases de la violencia de género, como el acoso, la violación y la misoginia.

El Código Penal Federal define al homicidio como el crimen “en el que se priva de la vida a otro”. Este concepto a su vez, de divide en varias modalidades como culposo, doloso o en razón de parentesco; las penas van desde cuatro hasta 40 años, además de que pueden aumentar dependiendo de las agravantes.

De la misma manera, la ley mexicana define que “comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género”.

Pero ¿qué entendemos por “razones de género”?

La ley especifica siete circunstancias que se circunscriben a este concepto:

1. La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo.

2. A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia.

3. Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima.

4. Haya existido entre el activo (el feminicida) y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza.

5. Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima.

6. La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida.

7. El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

En el año 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (COIDH) definió como feminicidios “los homicidios de mujeres por razones de género considerando que éstos se dan como resultado de una situación estructural y de un fenómeno social y cultural que se basa en el odio y la misoginia."

El feminicidio no es un crimen pasional, como lo definen algunas personas, ni tampoco es provocado por las mujeres; es una realidad que azota el país de la manera más brutal y horrorosa que puede existir.

Hoy en día, 10 mujeres son asesinadas diariamente, situación que subraya la ineficiencia e incompetencia de las autoridades quienes no se han dado a la tarea efectiva de realizar acciones efectivas que generen un cambio legal y cultural en un país que durante décadas ha luchado en contra del machismo.

Se trata de una situación que muestra un problema estructural e histórico que afecta a las mujeres en todos los aspectos de su vida y que es fundamental entender para poder emprender acciones y hacer del país un lugar seguro para todas.

Esta dolorosa realidad nos atraviesa a todos, por lo que estos datos solo son la punta del iceberg del infierno que a diario padecemos las mujeres y niñas en México, donde ser mujer implica jugarse la vida a diario.

Artículos recomendados: