explora

Donald Trump: candidato al Premio Nobel de la Paz. Te explicamos cómo es posible

donald trump casa blanca 23 enero 2019
Chip Somodevilla/Getty Images

La naturaleza política del Premio Nobel de la Paz lo hacen siempre propenso a la polémica y la discusión, pero que ahora haya surgido el nombre de Donald Trumpcomo potencial candidato deja al premio casi como una burda ironía.

La verdad es que cualquier persona o institución puede ser candidata al Premio Nobel de la Paz, incluyendo Donald Trump. O Hitler, que lo fue en 1939.

¿Cómo se definen los candidatos al Premio Nobel de la Paz?

trump prueba cognitiva1
Getty Images

Uno puede ser candidato si presenta una solicitud personal debidamente documentada, pero lo más frecuente es que un tercero postule a otro candidato al premio.

No cualquiera puede postular a otra persona o institución.

Para que la nominación sea válida, uno debe ser un jefe de Estado, miembro de asambleas o gobiernos nacionales de estados soberanos, haber recibido antes el Premio Nobel de la Paz, o ser miembro de otros organismos internacionales como la Corte de Justicia de La Haya o el Instituto de Derecho Internacional.

El problema es que el Comité del Nobel, por un estatuto establecido en 1901 en pos de la confidencialidad, no divulga los nombres de los candidatos, cosa que será posible conocer recién una vez transcurridos 50 años.

Solamente da a conocer el ganador escogido de todos ellos. De modo que ser candidato no tiene ninguna relevancia oficial.

En 1939 el parlamento sueco presentó la nominación de Adolf Hitler al Premio Nobel de la Paz. Fue a modo de burla por la nominación, seria pero ignorada, del primer ministro británico en ese entonces, Neville Chamberlain, al que se le adjudicaban una serie de malas decisiones en torno a su relación con la Alemania Nazi y la inminente Segunda Guerra Mundial.

Según la organización, este año hay 304 candidatos nominados —219 individuos y 85 organizaciones— para el Premio Nobel de la Paz.

Donald Trump podría ser uno de ellos.

Los miembros del Comité del Nobel discutirán para seleccionar una lista más breve de los candidatos más interesantes y merecedores y, tras esto, contando con la ayuda de consejeros permanentes y otros expertos internacionales, intentarán llegar a un consenso para elegir el ganador, que será anunciado en octubre.

El Premio Nobel de Trump

donald trump got
realDonaldTrump/Twitter

De acuerdo al testamento de Alfred Nobel, el Premio de la Paz debe ser otorgado a la persona que, el año anterior:

«Realizó el mejor de los trabajos en pos de la fraternidad entre las naciones, de la abolición o reducción de ejércitos y para la creación y promoción de congresos de paz».

La presidencia de Donald Trump, por el contrario, se ha caracterizado por la expansión militar, incluyendo un ejército hasta en el espacio, la criminalización de inmigrantes, sobre todo árabes y mexicanos y las consiguientes tensiones con estos países, y en general una retórica beligerante y no pocas veces basada en falsos supuestos, lo que lo ha enfrentado a su propia comunidad de inteligencia.

Sin embargo, su política exterior también está marcada por su famosa frase diplomática de que «viejos enemigos se conviertan en amigos», que aunque puede sonar bienintencionada es la que más resistencia ha tenido, especialmente por su amistad con Vladimir Putin y con Kim Jong-un.

Pero, ¿es realmente Donald Trump candidato al Nobel de la Paz?

Según Donald Trump, sí.

Es el único que lo ha confirmado hasta ahora.

Trump reveló que fue el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, quien lo nominó ante el Comité Noruego del Nobel.

«El primer ministro de Japón me dio una hermosa copia de la carta que envió a esa gente que entrega un tal Premio Nobel» dijo Trump. «¿Y saben por qué me nominó? Porque había cohetes y misiles que volaban sobre Japón, y ahora se sienten más seguros. Yo hice eso».

Trump se está adjudicando el alivio de las tensiones diplomáticas entre Japón y Corea del Norte, como producto de su reunión con Kim Jong-Un en la Cumbre de Singapur.

donald trump conflicto corea del norte2
Getty Images

Cuando le preguntaron a Shinzo Abe si había nominado a Trump para el Premio Nobel de la Paz, respondió de manera extraña y confusa, o así se ha traducido: «No voy a decir que esa no sea la verdad». Pero sí elogió el liderazgo de Donald Trump y sus esfuerzos para frenar el desarrollo nuclear y de misiles de Corea del Norte.

Según medios japoneses, fue la propia administración Trump la que, de manera «extraoficial», le pidió al primer ministro japonés que nominara a Trump para el Nobel. Y Shinzo Abe, que ha sido uno de los fuertes aliados del presidente de Estados Unidos desde su asunción, cumplió con el pedido.

El pedido de Trump no suena extraño: en el período en que ocurrió la Cumbre de Singapur y su reunión con Kim Jong-un, hizo referencia muchas veces al Premio Nobel de la Paz, y llegó a decir que «todo el mundo cree que lo merezco».

Donald Trump ha sido un presidente muy inclinado a ciertos artilugios retóricos y no sería tampoco descabellado pensar que al asociar su nombre el Premio Nobel de la Paz, aunque no lo gane, está en cierto modo desprestigiando su valor y validez, y por lo tanto el de los eventuales y pasados ganadores.

Sigue leyendo: