explora

Una niña jamás está preparada para ser madre en su infancia por estas razones

nina triste 2
somchaiP/shutterstock

Existe una creencia social de que toda mujer está preparada para ser madre, como algo inerte a su sistema biológico. Mientras algunos lo llaman «instinto maternal», surge la siguiente pregunta: en el caso de las niñas, ¿se puede seguir hablando de dicho «instinto» cuando su embarazo es producto de un abuso sexual? ¿Una niña está preparada para ser madre?

Embarazo en la niñez y adolescencia

El Fondo de Población de las Naciones Unidas alertó que en Argentina se producen 700 mil nacimientos por año, de los cuales más de 3000 provienen de niñas de entre 10 y 13 años.

De acuerdo a un informe elaborado por Amnistía Internacional, cada día 300 adolescentes argentinas se convierten en madres, donde el 69% de ellas de entre 15 y 19 años atendidas en hospitales públicos declaró que no planeó su embarazo. En el caso de madres menores de 14 años, los embarazos ocurrieron como producto de situaciones de violencia y abuso sexual.

Motivos de los embarazos infantiles

nina triste 1
palidachan/shutterstock

Unicef detalla en su informe Embarazo y Maternidad en adolescentes menores de 15 años, que los embarazos infantiles no ocurren por el deseo de una niña en convertirse en madre, sino que son el resultado o están asociados a un entretejido de factores sociales, económicos y culturales.

Causas tales como la pobreza, el abandono de la escuela, la violencia, el abuso sexual, la falta de educación sexual integral en las escuelas, la carencia de servicios de salud accesibles, las relaciones desiguales de poder entre los géneros y la imposibilidad de acceder a la interrupción legal del embarazo cuando así lo hubieran solicitado, exponen a estas niñas/adolescentes a un embarazo infantil forzado y a una maternidad temprana no buscada.

¿Una niña está preparada para ser madre?

embarazo adolescente oso
Love_studio/Shutterstock

En la actualidad, los sectores más conservadores siguen considerando que frente a un embarazo infantil solo hay dos opciones: que la niña asuma obligatoriamente su maternidad o que se recurra a la adopción. Un claro ejemplo es lo que sucedió en la provincia de Jujuy, Argentina.

En enero de 2019 una niña de 12 años quedó embarazada por haber sufrido una violación perpetrada por su vecino de 60 años. La niña junto a su madre solicitaron la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) pero, a pesar que todas las causales contempladas en el Código Penal vigente estaban dadas para que se realice esta práctica (el aborto en Argentina es legal cuando el embarazo es producto de una violación), los profesionales del hospital Guillermo Paterson de San Pedro, Jujuy, decidieron no realizarlo.

Como consecuencia, a la niña de 12 años le realizaron una cesárea prematura a las 23 semanas de gestación. Nació una bebé que falleció cuatro días después.

Consecuencias de un embarazo infantil forzado

El informe Abusos sexuales y embarazo forzado en la niñez y adolescencia elaborado por Unicef, detalla que el embarazo de una niña o adolescente menor de 15 años es una de las problemáticas que exige atención integral, ya que se trata de un momento en el que no está biológicamente madura ni psicológicamente preparada para un embarazo.

Riesgos de un embarazo infantil

Puede ocurrir prematuridad y mayor peligro de muerte, y también diversas implicancias emocionales y psicológicas. Además, tiene consecuencias sociales debido a que afecta la posibilidad de ejercer su derecho a la educación y las convierte en adultas en tanto tengan que asumir responsabilidades que no son propias de su edad, cortando el acceso a muchas oportunidades de desarrollo laboral y personal. Asimismo, la tasa de mortalidad infantil es más elevada entre los nacidos de madres menores de 15 años.

nina triste 3
lovelyday12/shutterstock

Es hora de que el embarazo infantil deje de estar naturalizado y pase a ser considerado una verdadera problemática en Argentina.

Sigue leyendo: