Lucía Pérez: los argumentos que dejaron sin justicia al caso que tuvo en vilo a toda Argentina

El 8 de octubre de 2016, ocurrió uno de los femicidios más salvajes registrados en la historia de Argentina: el caso de Lucía Pérez de 16 años. Dos años después del brutal crimen, la justicia determinó que los femicidas sean absueltosa través de argumentos que carecen de toda perspectiva de género, al llegar a la conclusión de que ella murió por su culpa.

Reconstrucción del femicidio de Lucía Pérez

La adolescente vivía en la ciudad costera de Mar del Plata y cursaba el último año de secundario. El 8 de octubre de 2016 salió de su casa para encontrarse con Juan Pablo Offidani, que tenía 41 años y con Matías Farías que tenía 23, a quienes les debía plata. El día anterior los hombres le habían vendido marihuana.

La pasaron a buscar cerca de su casa en la camioneta de Offidani y fueron al hogar de Farías. Ese mismo día, pero horas más tarde, Farías, Offidani y Alejandro Maciel (59 años por ese entonces) llevaron a Lucía a una sala de salud. Ya estaba muerta.

¿Qué pasó con Lucía Pérez?

La primera fiscal del caso, la doctora María Isabel Sánchez (quién después fue apartada de la investigación) brindó una conferencia de prensa cuatro días después del femicidio, en la que aseguró que Lucía fue víctima de «una agresión sexual infrahumana», que había sido «empalada» y que, producto del dolor, había muerto. Luego de ese brutal episodio, los acusados lavaron el cuerpo para eliminar todo rastro y la llevaron a una clínica.

Al poco tiempo, la fiscal fue reemplazada y una junta médica sostuvo que no hubo empalamiento.

¿Por qué para la justicia la muerte de Lucía no fue femicidio?

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Mar del Plata condenó a Matías Farías y Pablo Offidani a 8 años de prisión por venta de drogas, pero no por la violación y femicidio de Lucía. Alejandro Maciel fue absuelto y excarcelado.

El fallo provocó una completa impotencia en gran parte de la sociedad argentina, lo que llevó a una pregunta: ¿Por qué los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale determinaron que Lucía no fue violada ni asesinada?

Motivos por los cuáles los acusados fueron absueltos

En 71 páginas, los jueces argumentaron su posición basada en los chats íntimos que Lucía tuvo con sus amigas y con Farías en las horas previas al femicidio y en la autopsia. Recopilamos algunas de las frases extraídas de la sentencia.

  • «Todo se dio en un marco de normalidad y naturalidad, todo fue perfectamente querido y consentido por Lucía Pérez»
  • Los jueces se basaron en las declaraciones de los peritos que dijeron que no hubo lesiones compatibles con agresión sexual, en la personalidad de Lucía, que no era sumisa sino fuerte, y que no hubo «amenaza, coacción» o «amedrentamiento» por parte de Farías.
  • «Lucía era de tener relaciones con hombres a los que apenas conocía pero que eso ocurría por propia elección y cuando ella lo quería», argumentó la defensora de los acusados. Los jueces acompañaron esa idea y la sentencia dice: «De las conversaciones mencionadas (chats) surge claramente que Lucía tenía relaciones sexuales con quien y cuando quería».
  • «Tenía más de 20 faltas en el colegio por haberse quedado consumiendo estupefacientes».
  • ¿Era Lucía una adolescente que podía ser fácilmente sometida a mantener relaciones sexuales sin su consentimiento?»
  • «Lucía tenía 16 años y Farías 23, por lo que sería muy forzado hablar de una situación de desigualdad o superioridad, sobre todo teniendo en cuenta la personalidad de Lucía quien no se mostraba como una chica de su edad y que además había referido mantener relaciones con hombres de hasta 29 años».
  • «Esa desigualdad entre hombre y mujer, esa asimetría en la relación de poder, no se hallan presentes en este caso. Acá no ha existido violencia física, ni psicológica, subordinación ni humillación ni mucho menos cosificación».
  • «Farías no forzó el encuentro, de hecho, se despidió con un “que tengas lindo día”».
  • A partir de los chats privados, en los que ella habla de malas experiencias con las drogas, los jueces argumentaron que «ella conocía los riesgos» y sabía manejarlos. Por la personalidad y «experiencia» argumentaron que ella «no podía ser violada».
  • «Farías compró facturas y una Cindor para compartir con Lucía en su domicilio. Es evidente que estas actitudes no son las asumidas habitualmente por las personas con intención de cometer un hecho tan aberrante como por el que resulta acusado».
la marcha de mujeres un nuevo capitulo en la historia feminista 5
Vix

Femicidio en América Latina: los números que alarman

2.795 mujeres fueron víctimas de femicidio en 23 países de América Latina y el Caribe en el transcurso del año 2017, de acuerdo al Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la CEPAL.

El país que presenta el número más elevado, tomando en cuenta una tasa de femicidios por cada 100.000 mujeres es El Salvador, con 10,2 casos. Le sigue Honduras, que registró un 5,8. Por su parte, Guatemala, República Dominicana y Bolivia poseen altas tasas, con un promedio de 2 casos por cada 100.000 mujeres.

la marcha de mujeres un nuevo capitulo en la historia feminista 2
Vix

Mientras Argentina presenta 1,1, Venezuela, Panamá y Perú registran tasas inferiores al 1,0 en la región, siendo de los países que menos casos tienen.

Lo cierto es que con la visibilidad que adquirieron los casos de violencia de género que sucedieron en América Latina, 18 países se vieron obligados a modificar sus leyes para sancionar el femicidio: Costa Rica (2007), Guatemala (2008), Chile y El Salvador (2010), Argentina, México y Nicaragua (2012), Bolivia, Honduras, Panamá y Perú (2013), Ecuador, República Dominicana y Venezuela (2014), Brasil y Colombia (2015), Paraguay (2016) y Uruguay (2017).

Pese a esto, el caso de Lucía Pérez sigue sin una resolución justa. Como el de muchas otras.

Artículos recomendados: