explora

Ante la adversidad, encontramos oportunidad: el negocio durante la inundación de anoche

Schlyx / Shutterstock

Cuando algo malo ocurre, hay dos alternativas: lamentarse y pensar que el mundo está en nuestra contra o verle el lado bueno. Estos dos jóvenes mexicanos optaron por la segunda opción y sacaron provecho de las fuertes lluvias que este miércoles azotaron a la Ciudad de México y el Área Metropolitana.

Además de colapsar diversas vialidades y provocar la cancelación de vuelos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la tormenta ocasionó caos en varias estaciones de las líneas A y B del Metro, sobre todo en Pantitlán.

Las personas estaban desesperadas por salir de este transporte público y llegar a sus hogares. Sin embargo, la inundaciones en los pasillos dificultó severamente el paso. Fue ahí cuando los muchacho aparecieron dispuestos a ayudar a los usuarios por un pequeño precio.

Por la módica cantidad de diez pesos (o diez baros, como uno de ellos anunciaba), los jóvenes emprendedores ofrecían cruzar a la gente sana y salva al otro lado. Lo único que tenían que hacer era subirse a las vallas plásticas del Metro y dejar que ellos los empujaran.

Cabe destacar que los adolescentes comenzaron cobrando cinco pesos. Sin embargo, al observar que el nivel del agua subía, decidieron que era momento de incrementar su tarifa, pues el traslado requería más esfuerzo. Ante medios de comunicación uno de ellos presumió que en una hora ya había ganado cerca de 300 pesos. ¿Qué opinas de estos muchachos? ¿Crees que hicieron un buen negocio?

También te puede interesar: Este empresario nos devolvió la fe en la humanidad con sus actos durante 'Harvey'