explora

Casi el 70 % de los femicidios entre 2012 y 2016 fueron por violencia doméstica: ¿hasta cuándo?

femicidios violencia domestica 1
AstridSinai/Shutterstock

Cada día conocemos a una nueva víctima de feminicidio que nos hiere como mujeres y que nos desata un profundo miedo de vivir. Pero no podemos estancarnos en el temor: conocer esta situación debe impulsarnos a revertirla.

El estudio «Femicidios íntimos en Uruguay. Homicidios a mujeres a manos de (exparejas)» fue realizado por Victoria Gambetta Sacías y Paula Coraza Ferrari, del Observatorio de Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior.

La investigación reveló que los feminicidios están relacionados con patrones culturales que legitiman la violencia contra la mujer. Y que el asesinato puede llegar a convertirse en una conducta socialmente esperada.

La realidad traducida en cifras

femicidios violencia domestica 2
Hector Vivas/STR/Getty images

El estudio tomó las cifras de entre 2012 y 2016 que mostraron que en ese tiempo fueron asesinados un promedio de 13 varones por cada 100.000 habitantes del mismo sexo. Y casi 3 mujeres por cada 100.000 habitantes del mismo sexo.

Más de ⅔ de las mujeres que fueron víctimas de homicidios cometidos por personas con las que las víctimas tenían una relación cercana con sus asesinos, el 54,2 % de los autores fueron parejas o exparejas de las mujeres; un  3,4 %; sus padres, en 6,7 %, sus hijos; y un 10,1 %, otros familiares. Esta representa una gran diferencia con los víctimas hombres, que tienden a ser asesinados más frecuentemente por personas con las que entablan vínculos más débiles.

En lo que respecta al lugar del crimen, en el 43 % de los casos, los asesinatos se ejecutaron en el domicilio compartido por la víctima y el autor, el 25,1 % en el domicilio de la víctima, el 19,8 % en la vía pública y el 6,1 % en el domicilio del autor.

El estudio también reveló que la franja etaria con mayor porcentajes de casos tiende a ser de entre 31 a 35 años con el 17,4 %, mientras que el 14,9 % de los casos se ubican en una franja de entre 36 a 40 años.

Con estos datos no sorprende que el informe anual 2014 del Observatorio de Igualdad de Género CEPAL para América Latina y península ibérica, que contempla 11 países de la región y mide el feminicidio cada 100 mil habitantes, ubique a Uruguay como el país con la mayor muerte de mujeres a manos de sus parejas.

Medidas que no pueden esperar

El Director de Secretaría del Ministerio del Interior, Charles Carrera, manifestó la importancia de la aprobación urgente del proyecto de ley integral sobre violencia basada en género, como forma de mejorar el acceso a la justicia y mejorar las medidas de protección de víctimas y testigos.

El Ministerio también busca ampliar el sistema de tobilleras electrónicas por casos de violencia de género y mejorar la infraestructura para la atención de víctimas de estos delitos.

Pero más allá de las medidas que puede tomar el gobierno para la protección de las víctimas, no podemos ignorar que este tipo de tendencias significan un problema cultural que comienza en la infancia. Empecemos, entonces, por el comienzo.