Trucos para tener la piel suave

¿Quién no quisiera tener una piel suave y tersa siempre? La piel de bebé es posible con unos sencillos pasos y bastante constancia. Deja a un lado la piel extremadamente seca, o muy grasa, el acné, las grietas, los poros abiertos y da paso a una piel saludable y brillante.

Rutina de limpieza

Para tener la piel suave, debes tener la piel limpia. Crear una rutina de limpieza sencilla que puedas hacer por la mañana y por la noche -o, al menos, una de las dos veces-. Lo importante es que tengas constancia y que la rutina sea adecuada a tu tipo de piel.

Limpia tu rostro, no es necesario que frotes excesivamente la piel ya que la irritarás. Si tienes la piel mixta o grasa, puedes utilizar luego un tónico astringente. Por último, hidrata tu piel, no solo durante la limpieza sino todas las veces que lo necesites en el día -elige un gel en lugar de crema si tu piel es grasa-.

Es importante que te desmaquilles cada noche antes de acostarte, puede ser un hábito difícil de crear, especialmente si estás muy cansada, pero es algo que cambiará mucho el aspecto de tu piel.

Trata el acné

Si tienes acné, debes tratarlo. Es algo que influye mucho en la apariencia de tu piel, así que es necesario eliminarlo en la medida de lo posible. Prueba con cremas con ácido salicílico, peróxido de benzoilo, así como también mascarillas -naturales o químicas- que sirvan para limpiar los poros en profundidad.

Si el acné es severo, es necesario acudir a un dermatólogo que te recete y vigile algún tratamiento más fuerte.

No apretes los granitos, ya que empeorarás la situación: la zona quedará inflamada, puede dejarte una cicatriz de por vida, y además hará que se produzcan nuevos granos alrededor, ya que la suciedad de la mano y la grasa de la piel se esparcirá.

Dieta saludable

La alimentación que llevemos se verá reflejada en nuestra piel: gran cantidad de frutas, verduras y cereales son la mejor forma de tener una piel suave y brillante. Evita los azúcares, las grasas y los carbohidratos refinados, y aumenta el consumo de proteínas. Bebe mucha agua.

Además, intenta realizar algún tipo de actividad física que te permita eliminar el estrés y te ayuden a mantener la sangre circulando por tu cuerpo. Corre, camina, nada, baila… cualquier opción es válida, y tan solo quince minutos al día pueden marcar la diferencia.

Otros consejos para cuidar la piel

  • Tira el maquillaje que tenga más de seis meses y lava tus brochas cada vez que las utilices.
  • Bebe seis a ocho vasos de agua al día para eliminar toxinas.
  • A la hora de dormir, recoge tu cabello, cambia la funda de la almohada al menos una vez a la semana y cumple las ocho horas.
  • Mantén tu cabello limpio.
  • Exfóliate una vez a la semana.
  • Luego de ducharte pon sobre tu rostro una toalla caliente para aumentar la suavidad de la piel.
  • Utiliza aceite de árbol de té en los granos.
  • Protege tu piel del sol.
  • Aplica cremas hidrantes en el cuerpo todos los días luego de bañarte.

¿Has seguido todos nuestros trucos? ¿Te han servido para conseguir una piel suave? ¿Qué otros consejos sobre el cuidado de la piel te gustaría tener?

Artículos recomendados

Outbrain